Select Page

Insomnio

Insomnio

El insomnio es un trastorno del sueño que se manifiesta en la dificultad para conciliarlo (insomnio inicial), mantenerse dormido (insomnio intermedio) o completar su ciclo normal (insomnio  terminal), el cual impide la recuperación de las energías ocasionando somnolencia, baja de defensas, baja concentración, irritabilidad y termina desembocando en otras enfermedades físicas o mentales. Se estima que entre un 30% a un 50% de la población sufre problemas de insomnio ocasional  y un 10% sufre de insomnio crónico.

El insomnio o la ausencia de sueño profundo y reparador es uno de los factores determinantes para perder la buena salud física y mental, acelerando el envejeciendo del organismo. La mala calidad del sueño puede aparecer como consecuencia de un shock emocional, tensión, dolor y/o enfermedad física o mental, radiaciones electromagnéticas (dormir con el celular, el computador, la tableta y demás electrodomésticos conectados), así como también las radiaciones naturales como las geopatías, los ambientes tóxicos, pequeños escapes de gas, el exceso de luz o de ruido o una ergonomía deficiente del colchón y de la almohada.

También puede darse por repetición de patrones  familiares, por deshidratación, por el pulso no armónico, por depresión, por noctambulismo y desorden en los horarios, lo que impide que se respeten los ciclos circadianos.

Otros de los detonantes más comunes que se relacionan con el insomnio son los malos hábitos de vida o alimenticios, ciertos medicamentos o drogas, cafeína, estrés o preocupación, así como también shock o traumas emocionales recientes o pasados y desequilibrios bioquímicos, entre otros.

Los tratamientos con fármacos a corto o a largo plazo no constituyen una solución adecuada, ya que el insomnio no es una enfermedad sino un síntoma y estos tratamientos causan, en la mayoría de los casos, graves efectos secundarios como afecciones al estómago, somnolencia, depresión, irritabilidad, bajo rendimiento físico y mental y baja o pérdida de la libido.

Es importante tomar las medidas correctivas de estos detonantes, ya que hay soluciones que pueden ayudar a corregirlo solo superficialmente, pero si el problema no se trata desde la raíz, éste seguirá sin resolverse y volverá a reincidir. Por tal motivo, es necesario ir más allá del síntoma y tratar la causa original que se encuentra en un desequilibrio energético de origen emocional en la mayoría de los casos. El insomnio ocasional o crónico puede ser solucionado de manera fácil sin necesidad de depender de paliativos.

¿Estás interesado en algún producto?

Me encuentro interesado en:

¿Buscas algo o quieres agendar una cita?

Contáctanos aquí

Terapia de reprogramación

Medicina Tradicional China

Kelation

Hipnosis Clínica

EFT (TAPPING)

Constelaciones Familiares

Reflexología de mano

Biomagnetismo

Reprogramación de prosperidad

(ver todos los servicios)